Qué son las cuotas de apuestas y cómo interpretarlas

Si haz llegado acá es porque quieres saber qué es una cuota de apuesta y cómo interpretarlas o como una vez leí: “¿qué son esos numeritos que aparecen en las casas de apuestas cuando hay partido?”. La cuota en una apuesta es el factor que determina la cantidad de dinero a ganar cuando apuestas dinero.

Pero las cuotas no son simplemente números que se ponen ahí por el gusto de alguien. Para determinar estas cuotas, las casas de apuestas cuentan con expertos en matemáticas, estadísticas y probabilidades. Y justamente así se deben interpretar las cuotas de apuestas, como la probabilidad de un resultado.

¿Cómo interpretar las cuotas de apuestas?

En el mundo de las apuestas, se interpreta que mientras la cuota sea más baja, mayor será la probabilidad de ese resultado. En términos matemáticos, hay que dividir la cuota entre 100 para determinar la probabilidad.

Ponemos de ejemplo un partido Arsenal Vs Chelsea, con las cuotas:

Arsenal 1.25
Empate 3.50
Chelsea 2.00

Acá vemos que la cuota más baja la tiene el Arsenal, por lo que se entiende que la casa de apuestas ha determinado que el Arsenal tiene la mayor probabilidad de ganar ese partido y se le considera como “Favorito”. Dividimos la cuota entre 100 para obtener la probabilidad.

100 / 1.25 = 80 —> Arsenal tiene 80% de probabilidad de ganar.

100 / 3.50 = 28.57 —> Hay un 28.5% de probabilidad que el partido termine en empate

100 / 2.00 = 50 —> Chelsea tiene 50% de probabilidad de ganar.

¿Todas las casas de apuestas tienen las mismas cuotas para el mismo partido?

No necesariamente, aunque a veces ocurre. Si son eventos muy sonados existen diferencias mínimas de 2.20 a 2.22 o de 1.20 a 1.21, por ejemplo. Las casas de apuestas compiten por cual ofrece las cuotas más altas porque es eso en realidad lo que el usuario quiere, quién le pague más por su dinero y esa, esa la cuota.

Tranquilamente se puede afirmar que todas las casas de apuestas ofrecen cuotas similares, en algunos casos pueden diferir por décimas de puntos. Son muy pocas las casas que realmente marcan una diferencia en el tema de cuotas pero no hay que dejarse llevar, saca la cuenta de la diferencia real. Una cuota mínimamente alta va a valer la pena sólo si estás dispuesto a apostar una buena cantidad de dinero.

Chequea este panorama: Un partido entre Alianza Lima y Sport Huancayo. Tenemos cuotas de dos casas de apuestas diferentes que tienen cuotas diferenciadas por un mínimo.

Alianza Lima Vs Sport Huancayo Casa  A Casa B
Gana Sport Huancayo 2.30 2.32

Observamos que la casa de apuestas B me paga más. Quiero apostar 10 dólares, veamos la comparación.

Casa A: $10 x 2.30 = $23

Casa B: $10 x 2.32 = $23.2

Estamos hablando de unos buenos $0.20 centavos de diferencia, esto si apostamos 10 dólares. Entonces, hay que tener en cuenta si la diferencia de cuotas es realmente substancial y si el monto que quiero apostar es lo suficientemente alto, de esos dos factores va a depender si vale la pena apostar en la casa que me pague la “cuota más alta” o si por $0.20 centavos de posibles ganancias extras mejor elijo la otra que me gusta más así tenga una cuota un poco más baja.

Si en este ejemplo apostáramos $50 en lugar de $10, sería $1 de diferencia de posibles ganancias entre la casa A y la B.
Saca tu línea si te conviene necesariamente irte por esa casa que te paga unas centésimas de punto más o si mejor te vas por aquella donde te sea más cómodo apostar (donde ya tengas saldo, donde depositar y retirar te sea más fácil, donde te atiendan mejor, entre otros factores). De esta manera resolvemos la duda de ¿qué son las cuotas de apuestas y cómo interpretarlas?.

Banner Betsson

Las cuotas cambian todo el tiempo

Las cuotas de un determinado evento están sujetas a fluctuaciones. Puedes sentar tu apuesta a las 2 de la tarde y una hora después la misma opción tiene una cuota ligeramente diferente. Por lo general, mientras con más anticipación al inicio del evento apuestes, mayor será la cuota.
También sucede mucho que en determinado momento la Casa A tiene cuotas más altas que la B y horas más tarde es al revéz, por eso es tan dificil establecer una casa de apuestas como “la que mejor cuotas tiene”, porque eso no existe, todo fluctúa.

Eso sí, en el momento que tu sientas una apuesta y tienes la cuota puesta en tu voucher o boleto, bloqueas esa cuota y con esa se calcularán tus ganancias sin importar si mañana o más tarde hay fluctuaciones.

Imagínate que con dos días de anticipación apuestas a que un equipo anota por lo menos 3 goles en un partido X, al día siguiente el jugador más goleador de ese equipo se lesiona en un partido previo y se anuncia que no jugará en el partido que apostaste, verás como las cuotas de esa misma apuesta que hiciste sube como la espuma, ¿porqué? porque sin ese jugador clave es muy poco probable que se anote tal cantidad de goles. Lógicamente depende de qué equipo se trate.

Y de esa manera las cuotas fluctúan por factores circunstanciales, lesiones, suspensiones, clima, entrenadores, árbitros, juego en casa o de visita y hasta la misma motivación de un equipo. Cuando las cuotas fluctúan la interpretación de las mismas varía.

Cuotas bajas / Apuestas a favoritos

Erróneamente se asume que apostar al favorito (cuota más baja) es una apuesta segura porque ese equipo es el mejor y tiene una posibilidad inmensa de ganar, ¿pero cuantas veces no hemos visto a esos favoritos perder lo que parecía imposible perder? o peor aún que apuestes a que un equipo X gane, el partido termine en empate y pierdas la apuesta. ¡Las apuestas seguras no existen! Válganse de la intuición, del análisis, del conocimiento propio del juego y de una buena estrategia, recuerden que entre la suerte y el azar hay un trecho lleno de sorpresas.

Lo que sí nos resulta muy interesante es hacer combinadas de favoritos, porque al combinar, las cuotas se hacen más altas y la ganancia potencial vale más la pena que en una apuesta simple.

Qué son las cuotas de apuestas y cómo interpretarlas
5 (100%) 4 votes