Cómo ganar apuestas deportivas

Te decimos en 10 sencillos pasos, consejos y trucos que las casas de apuestas no quieren que sepas y cómo ganar apuestas deportivas reduciendo el margen de error. Las apuestas deportivas son de por sí una opción arriesgada para ganar dinero. El deporte profesional tiene hasta cierto punto una naturaleza impredecible, pero cuando se apuesta con coherencia de hecho se pueden ganar las apuestas deportivas, ganar dinero y además vivir el deporte de una manera más emocionante.

Lo principal es encontrar la mejor relación cuota-probabilidad. Ya sean cuotas justas, mercados correctos o incluso el mejor momento para apostar. Lee estos consejos de un colaborador, ex empleado de una casa de apuestas.

1. Conoce tu deporte al revés y al derecho

No nos referimos que sepas qué equipo ha ganado sus últimos 5 partidos, si no de qué tan bien les ha ido en la ofensiva y defensiva que es básicamente el estilo de juego que define su actuación. Hazte la preguta: ¿Fueron lo suficientemente buenos para mantener la posesión o fue suerte?

Ya en otros deportes fíjate en detalles cruciales para determinar tu apuesta: ¿Qué jugador de tenis está teniendo una disputa con su entrenador? El golfista favorito podría haber ganadolos 2 títulos principales esta temporada, pero ¿cuánta experiencia tiene en el tipo de campo de golf específico para el evento en el que quieres apostar?

Estos son los tipos de detalles que te harán saber más, te prepararán mejor para detectar esos mercados de buena calidad y ganar apuestas deportivas.

2. El favorito no siempre gana

Es obvio decirlo, pero al momento de apostar, es difícil ignorar las cuotas de las casas de apuestas.

Vamos con un ejemplo de tenis: En un Open de Barcelona, a Rafael Nadal le tocó enfrentarse con Fabio Fognini y lógicamente las casas de apuestas tenían a Nadal como el favorito supremo para ganar, incluso con cuotas tan bajas como 1.10 en algunas casas. En teoría, había mucho sentido en esa predicción. Nadal es el “Rey de la Arcilla” y lleva un récord en ese torneo habiéndolo ganado 8 veces, no tendría porque ser diferente ante Fognini.

Lo que las casas de apuestas no habían tenido en cuenta, era que Fognini había vencido a Nadal (¡justamente en arcilla!) unos meses antes en Río de Janeiro. Si combinamos esto, con el récord de Fognini en vencer a los tenistas top del momento, su cuota para ganador de aquel momento rondando los 9.00 eran demasiado atractivas como para decantarse por el 1.10 de Nadal.

Fognini venció a Nadal en sets consecutivos.

Sin irnos muy lejos y para ser breves, en el último mundial Rusia 2018, Alemania estuvo entre los 2 primeros lugares de favoritismo para alzar la copa una vez más porque además de ser los campeones vigentes, habían tenido una campaña clasificatoria alucinante batiendo récords que quedarán para la historia. Luego del primer partido frente a México, con mucha expectativa en todo el mundo, Alemania pierde por 1-0. El cuadro alemán rara vez tiene “mala suerte” y su participación en ese partido demostró claros problemas de concentración y falta de sincronía entre los jugadores en la cancha – fueron criticados por todos los medios posibles y nunca se le atribuyó a la “mala suerte” si no, a la baja calidad general que demostraron ese día tanto en ofensiva como en defensiva. A pesar de esa derrota, Alemania con dos partidos relativamente más sencillos por jugar, seguía entre las top favoritas para ganar el mundial, y lo que pasó después ya no es necesario contártelo.

3. No te limites a una sola casa de apuestas

Notamos cierto énfasis en la lealtad que las casas de apuestas quieren crear con sus usuarios, pero no es más que una herramienta de márketing y se llama “retención de usuario”. Las casas de apuestas harán todo lo posible para apuestas con ellas y solo con ellas. Si quieres ganar apuestas deportivas, ten una cuenta con varias, inscribirse es gratis.

Te ofrecerán distintos programas sea acumular puntos por apuestas, ofertas especiales, programas de depósitos con bonos cada semana, etc, la intención es la misma: retenerte para que apuestes solo con ellos. Lo cierto es que como usuario tienes la libertad de mirar para todas partes y es el consejo que te damos: usa varias casas de apuestas, ubica la cuota que más te convenga y no caigas en los programas de retención – a menos que sea algo muy pero muy atractivo.

Consulta las cuotas disponibles para eventos y apuestas específicas. Pocos lo saben, pero el mercado de goleadores es una de las apuestas más populares en el fútbol y por eso, todas las casas de apuestas tienen algo especial ahí.

Apostar por el primer goleador o el jugador que anotará en cualquier momento son dos de los mercados de apuestas más populares para ganar apuestas. Lógicamente, la opción de primer goleador paga mejores cuotas.

Lo importante acá es ser flexible.

Mejores casas de apuestas | Septiembre 2020
Betsson
Bono S/450
Betsafe
Bono S/300
Inkabet
Bono S/800
1xBet
Bono S/370

4. Mientras menos opciones, mejor

Esto es algo que aunque suene a sentido común, la mayoría de apostadores lo olvidan. Si bien en el punto anterior te recomendamos a mirar más opciones en cuanto a casa e apuestas, acá te hablamos de las apuestas en sí. Cuantas menos opciones incluyas en tu cupón de apuestas, más posibilidades tendrás de ganar la apuesta y con esto nos estamos refiriendo a las apuestas combinadas o múltiples.

Si apuestas para hacer dinero, piensa en pequeño, no en grande. Lo mejor es hacer 1 apuesta simple si puedes apostar una buena cantidad de dinero y 3 o 4 selecciones para tu combinada si vas a apostar menos. Si terminas con una apuesta combinada de 15 opciones debes estar por las nubes alucinando. Si bien la ganancia potencial es increíblemente alta debido a la multiplicación de cuotas, la probabilidad de que 1 de esas 15 opciones falle también lo es y ahí le habrás regalado tu dinero a la casa de apuestas.

Las casas de apuestas pierden la mayor parte de su dinero en apuestas simples. Un ejemplo extremo sería un apostador que ponga $3.000 en una apuesta simple con cuota 1.75, con una sola apuesta ganada, la casa tendría que soltar $2.250.

Si tienes los datos necesarios, deberías sentirte relativamente seguro de apostar $50 o $100 en una sola apuesta donde ya sepas que hay buena relación cuota-probabilidad.

5. Evita la tentación de las cuotas altas

Si estás desesperado por ganar esa apuesta millonaria el sábado por la tarde, donde ya tienes casi la certeza que te irá bien, no la malogres poniéndo esa opción en una combinada. Lo único que lograrás es disminuír las probabilidades de ganar, incluso a cero.

Por ejemplo, tienes un Barcelona – Girona y el Barcelona ha estado en mala racha pero es un equipo que de la noche a la mañana puede ganar por 6-0 llevando 3 partidos sin ganar antes de ese. Las cuotas estarían en 1.70 por así decirlo. Estás convencido que esta la gana el Barca, le apuestas $100 y tu pontencial de ganancia es de $170 – nada mal, ¿no?. Pero si metes esta apuesta tan atractiva en una combinada, tu super apuesta estará predestinada por los resultados de las otras apuestas que hayas incluído en el cupón de combinadas y así gane el Barcelona efectívamente, basta que otra opción falle para que pierdas todo.

Con esto no estamos diciendo que las combinadas son malas, por el contrario, ¡son nuestro tipo de apuesta favorita!. El consejo acá es que no pongas una apuesta que consideres BUENA en una combinada, hazla simple y tendrás menos riesgos y más chances de ganar la apuesta. La tentación yace en que la combinada siempre te sacará una cuota mucho más alta mientras más combines y pues no estamos hechos de piedra.

6. Considera los mercados menos obvios

A estas alturas debes saber ya qué deporte dominas en materia de apuestas, ya sabes cómo funcionan los diferentes mercados de apuestas y cuáles tienen valor. ¿Qué es el valor de una apuesta? Donde yace la probabilidad está el valor. Digamos un equipo pobre en defensiva contra un equipo fuerte en ofensiva tiene goles asegurados, entonces el valor está en el mercado de goles no en el ganador del partido. Ahí convendría apostar en la línea de gol o “Goles Totales” más de 2.5 goles, más de 3.5 goles, etc. Es cosa de identificar el evento/partido y el mercado.

El mercado obvio sería apostar por el favorito que sería aquel con mejor ofensiva, pero ahí no hay mucho valor porque esas cuotas suelen ser muy bajas.

Podría decirse que las casas de apuestas te proporcionarán todas las formas para perder, porque ese es su negocio, pero para ganar tus apuestas puedes encontrar mejores posibilidades si mirás más allá que simplemente cuotas. No te limites a apostar por el ganador del partido (1X2), existen decenas de opciones para un solo partido y muchas opciones para realmente ganar dinero.

7. Entiende los tipos de apuestas

Todos empezamos por apostar si gana un equipo o si hay empate. Es la primera opción que todas las casas de apuestas te muestran y lo que resulta más fácil, pero a la larga te darás cuenta de que si entiendes el funcionamiento de los otros mercados se te abrirá un abanico de opciones que no habías imaginado. En otras palabras: entender los tipos de apuestas para ganar apuestas.

Un par de ejemplos:

“Equipo local mantiene la valla invicta”: ¿Te haz puesto a pensar en lo buenas que suelen ser las cuotas en este mercado? Esto quiere decir que el equipo visitante no anotará, así de simple. El equipo de casa mantiene la vaya invicta es en otras palabras, que no concederá goles en ese partido. Pues bien, nuestro consejo número 1 es conocer tu deporte al revéz y al derecho. A este punto ya sabes si el equipo local es capaz de efectívamente mantener su portería a 0: Tiene una defensa de lujo, lleva varios partidos sin conceder y se enfrenta ante un equipo con problemas ofensivos o con ausencia de su goleador clave.

– Las apuestas a medio tiempo: Un partido de fútbol cuenta con dos sets de 45 minutos cada uno llamado tiempo reglamentario. Consideramos el mercado de medio tiempo muy lucrativo ya que puedes pronosticar ambas mitades por separado, como si fueran dos partidos de fútbol. “Resultado del 1er tiempo”, con este mercado puedes elegir el ganador del primer tiempo o si habrá un empate, lo que pase en el segundo tiempo no juega ningún papel en tu apuesta. Si juega A vs B y haz pronosticado que el primero tiempo lo gana A y al descanso el resultado es al menos 1-0 ganaste la apuesta. Si al final del partido el resultado final es 1-5 (gana B), ya no importa, tu ya ganaste la apuesta.
También puedes apostar solo en lo que pase durante el segundo tiempo.

El mercado de medio tiempo tiene muchas opciones como número de goles, doble oportunidad, marcador exacto, etc. Cada casa de apuestas te ofrecerá distintos mercados de acuerdo al evento o partido en juego.

8. No apuestes con el corazón

Lo normal es que quieras que el equipo de tus amores gane. Lo quieres tanto que incluso trates de convencerte a ti mismo de que es posible. Antes de que te des cuenta, te la haz creido a tal punto que efectívamente haz puesto dinero en él en una apuesta derportiva. Este tipo de apuestas es el favorito de las casas de apuestas ya que cada semana, los hinchas locales desean (apuestan) porque su equipo derrote a su contrincante que está a muchas posiciones más arriba en la tabla clasificatoria.

Si necesariamente quieres apostar en este tipo de partidos donde juega el equipo del que eres hincha porque le haz encontrado el valor del que venimos hablando en todo el artículo, evita la opción ganador del partido (1X2) y considera otros mercados. Por ejemplo, por más que quieras, es poco probable que un equipo casi en descenso le gane al líder de la tabla, pero ¿le podrá anotar un gol? ahí ya cambias de escenario y tienes más posibilidades sobre la mesa. El mercado “Ambos equipos anotan o marcan” sería la opción ideal a evaluar para ganar la apuesta, porque ya que el mejor equipo probablemente anote, le apuestas a la posibilidad de que el contrincante menor tambien lo haga. Con esta apuesta no importa quién gane el partido o quién anote más goles, cada equipo tiene que anotar al menos 1 gol y listo, ganas la apuesta.

Asimismo, evita los clásicos y/o derbis. En ese tipo de partidos el factor impredecible se agiganta porque hay más en juego que obtener una victoria y los jugadores pueden elevarse un grado extra por honor, orgullo y presión (he ahí lo impredecible).

9. Elige el momento ideal para apostar

La mayoría de las casas de apuestas tendrán ofertas especiales o incrementarán ligeramente sus cuotas poco antes de un evento popular.
Si es un evento particularmente popular, es casi seguro que las casas de apuestas lo promocionarán con ofertas diseñadas para persuadirte que apuestes ya mismo, a forma de apuestas sin riesgo o supercuotas con tiempo limitado.

Lo cierto es que, apostar con anticipación paga bien en ciertos casos, como que la cuota de Francia para ganar el Mundial 2018 era de 5.00, e incluso se mantuvo en ese rango luego de la primera semana de partidos en Rusia, y ya a finales del mismo las cuotas para la misma opción estaban por debajo de 2.0 y de la misma manera las apuestas a eventos grandes, ve y fíjate las cuotas para ganador de las Champions League cuando aún se juega la fase de grupos, te sorprenderás del gran valor que hay en apuestas anticipadas.

El otro momento ideal para apostar es mientras el partido o evento deportivo se está jugando, las llamadas apuestas en vivo son por lo general las que mejor pagan, pero tenemos un artículo sobre ese tema íntegramente acá: Apuestas en vivo (live)

10. Vale la pena seguir deportes menos populares.

A medida que las casas de apuestas buscan más y más formas de hacernos apostar, también están constantemente ampliando su lista de eventos y mercados.

Indudablemente, esto significa que están cubriendo deportes de los que quizás no sepas tanto como a ellos les gustaría.

Un buen ejemplo son los deportes de combate. El deporte de las artes marciales mixtas está en aumento y, por lo tanto, cada vez tenemos más cobertura y más información sobre los competidores.

Cuando la campeona mundial de peso gallo, Ronda Rousey, ingresó al ring en la UFC 193, era una gran favorita y su contrincante Holly Holm tenía cuotas de 10.00 antes de empezar e incluso 7.00 cuando comenzó la pelea. ¿Porqué Ronda Rousey era la favorita?. La fuerza de Rousey era su judo, sin embargo, Holm había defendido el 100% de los derribos en esta pelea.

Nadie se lo hubiera imaginado y cualquier revisión de estadísticas reales antes del evento sugerían que las cuotas de Rousey tenían la mejor relación cuota-probabilidad para ganar la apuesta. Holm no solo ganó la pelea, sino lo que logró en solo 2 rondas.

En las apuestas deportivas, todos tendremos días buenos y malos, pero sigue estos consejos, detecta el valor de las apuestas y a ganar esas apuestas deportivas.

Hazte un favor y tómate una pausa cuando lleves una racha negativa donde ya llevas varias apuestas consecutivas perdidas, lo único que harás es enriquecer más a las casas de apuestas. Querrás “recuperar lo perdido”, apostarás sin pensar y lo único que conseguirás es perder dinero. Una pausa siempre viene bien para aclarar la mente y luego volver con más fuerza y experiencia.